Factores que debes considerar si estás pensando en exportar por primera vez

Por Alejandra Martínez

Poner un producto en el mercado internacional es cada vez más fácil de lograr para emprendedores mexicanos; mientras se cumplan los requisitos fiscales y legales correctos, la tarea de comenzar a exportar será sencilla y fluida.

El gran factor que hace la diferencia entre una operación de exportación exitosa y un fiasco comercial es la planeación y estandarización previa de iniciar la venta de un producto, ya que la labor comienza mucho antes de cerrar un trato internacional gestionando previamente todos los aspectos que a considerar.

Antes de explicar los pasos que debes considerar para poder comenzar a exportar, primero te dejamos los errores comunes que se cometen al llevar un producto al extranjero sin previa investigación:

    • Desconocer el mercado y tus competidores en el país de destino, así como las barreras técnicas o normas que deba cumplir tu producto.
    • Dar por sentado las condiciones de importación de tu comprador u agente.
    • No saber si México tiene algún acuerdo comercial o tratado, así como riesgos o conflictos con el país de tu elección.
    • Definir el costo de tu producto en destino sin haber considerado todos los gastos que representarán tu logística de exportación.
    • Sobrestimar tu capacidad de producción.

¡OJO! También recomendamos tener compradores o prospectos desarrollados.

La realidad es que mientras tengas todo listo en destino, el proceso de preparación en México será mucho más eficaz.

Gracias a la ayuda del sistema electrónico de la página del SAT y fuentes de orientación al comercio exterior, te desglosamos los puntos básicos para poder comenzar a plantear tu actividad exportadora en orden de importancia:

    1. Constituir la empresa en México: Cualquier persona Moral o persona física con actividad empresarial puede realizar movimientos de comercio internacional. Si quieres saber más del proceso, da clic aquí.
    2. Preparar la documentación necesaria básica que se exige:
      • CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet, es la factura electrónica que se expide por la enajenación de la mercancía)
      • Complemento de Comercio Exterior (es un anexo al CFDI cuya información está vinculada con la operación del despacho de exportación).
      • Lista de empaque.
      • Certificado de origen.
      • Documentos que avalen el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias, tales como: certificados sanitarios, certificados de calidad, permisos, etc.

Una vez que cuentes con lo anterior, será momento de definir las dos partes importantes que te llevaran de la mano en todo el proceso: Tu forwarder y tu agente aduanal.

 

Un forwarder se encarga de realizar todo lo que tiene que ver con transporte, desde recolectar tu mercancía en México para llevarla al puerto, aeropuerto o frontera de salida, realizar el transporte aéreo o marítimo para llegar al siguiente país y la entrega final en el país de destino si es necesaria, así como la coordinación de los documentos pertinentes.

El Agente aduanal se encargará de todo el despacho de exportación ante la autoridad aduanera y previamente te apoyará a corroborar que tu mercancía no esté sujeta a barreras o cuestiones que debas llevar a cabo antes de realizar tu servicio.

Una vez contando con la documentación y requerida para el correcto cumplimiento aduanero y tu estrategia de transporte definida, la fluidez de tus embarques será mucho más eficaz y benéfica para su empresa.

 

Simply Orange es un forwarder que tiene el expertis en desarrollo de exportaciones e importaciones de una gama muy extensa de productos y en todas las modalidades de transporte, además de que podemos ayudarte con un asesoramiento especifico respecto al producto específico de cada proyecto.

 

¡Te invitamos a acercarte con nosotros para garantizar un óptimo desarrollo de tu proceso de exportación!

 

No related posts found